Skip to main content

Our Blog

Cápsulas de café y reciclaje

Piensa en las cápsulas de café que consume una persona al día. Ahora en una semana. Ahora una ciudad como Madrid a la semana… y así hasta llegar a todo el planeta. Se estima que entorno a 7 mil millones de cápsulas de aluminio se tiran a la basura cada año.

Según un estudio de la OCU, solo un 18% de los consumidores recicla correctamente este tipo de formato. El aluminio no es un material reciclable, por lo que no va ni al cubo de basura del plástico ni orgánico. Para reciclarlos hay que llevarlos a puntos de recogida específicos. Además si no se recicla, este material tarda en biodegradarse como mínimo un siglo.

En dichos puntos de recogida, es posible separar el aluminio de los restos que quedan en el interior, un consumidor no puede separarlos de forma eficiente en su hogar. El aluminio puede reciclarse para crear una cápsula nueva, y transformarse en otro objetos cotidianos como bicicletas, peladores, navajas suizas… Por su parte, los posos que quedan son destinados a fertilizante.

Es por esto que el Gobierno autonómico de Baleares va a prohibir su venta a partir de 2020. Solo se podrán comercializar cápsulas reciclables, o a empresas que sigan un sistema de reciclaje.

España es el tercer país que más utiliza este tipo de formato, solo por detrás de Estados Unidos e Italia.  En 2016, el consumo de cápsulas de café llegó hasta los 552 millones de euros, mientras que en formatos tradicionales (consumo en cafeterías y hogares) llegó a 661 millones de euros. Este crecimiento se debe al aumento de los hogares unipersonales y con el ahorro de tiempo que supone este tipo de formato. ‘’La facilidad del uso y la calidad del café, envueltos en un buen marketing, han sido factores clave en el éxito de las cápsulas’’ destaca el Observatorio Bonpreu-Escalat del Consumo Alimentario.

A parte de los ya mencionados puntos de reciclaje, otra solución son las cápsulas ecológicas. Como por ejemplo el formato ESE 44 mm. Se trata de cápsulas que están cubiertas por material reciclado, que contiene de forma eficiente el café molido. Al ser de material reciclado, concretamente una tela hecha de papel, son más fácilmente degradables y no hace falta buscar un punto de recogida. Este tipo de formato contiene el sabor y la intensidad sin alterarlas gracias a su sistema de elaboración.

Related News

¿Cómo preparar un buen café en moka?

  Antes de explicar cómo se prepara un buen café en moka debemos aclarar que...

cafe brasil

¿Por qué es tan famoso el café brasileño?

Brasil es el mayor productor y exportador de café en el mundo, representando el 30%...

¡Como saber si un café es bueno!

Evaluación de la materia prima: Incluso el café verde tiene su propio olor particular, que...

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *